- Publicidad -

El jamón ibérico de bellota Ibérico del Brillante y el cava Buche brut rosado han logrado los principales galardones de los XXIV Premios Espiga Jamón D.O. Dehesa de Extremadura y los VIII Premios Espiga Cava de Extremadura, respectivamente. Los reconocimientos son otorgados por Caja Rural de Extremadura bajo la dirección técnica del Instituto Tecnológico Agroalimentario y de la Estación Enológica de Almendralejo.

En la gala de entrega, celebrada en la mañana de este martes en El Hospital Centro Vivo de Badajoz, han estado presentes, entre otras autoridades, la presidenta de la Asamblea de Extremadura, Blanca Martín; el alcalde de Badajoz, Ignacio Gragera, y el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo.

El Ibéricos del Brillante de Castuera, comercializado por Sierra Extremeña SA, ha obtenido el Premio Espiga al Jamón Ibérico D.O. Dehesa de Extremadura. El Espiga de Plata, por su parte, ha recaído en la empresa Bell España Alimentación, que comercializa sus productos bajo la marca de Sánchez Alcaraz y cuyo centro de producción de ibérico y embutidos está en Azuaga.

Por último, el Espiga de Bronce ha sido para Embutidos Morato, de Los Santos de Maimona.

Los mejores cavas

En cuanto a la VII edición del Premio Espiga Cava de Extremadura, el máximo reconocimiento Gran Espiga, por reunir la mayor puntuación de los 59 cavas presentados en las diferentes categorías, ha sido para Buche brut rosado, de las Bodegas de Occidente. Este cava también ha recibido el premio Espiga Oro en la categoría de cavas de guarda menor de 12 g/l.

El Espiga de Plata ha sido para Gran Duque Selección brut blanco, de las Bodegas López Morenas. Por último, el Espiga de Bronce de esta categoría se ha otorgado a Marqués de Badajoz extrabrut blanco, de Antonio Medina e Hijos.

En la categoría de guarda mayor 12 g/l, el Premio Espiga de Oro ha sido para el cava Bonaval semiseco blanco de Bodegas López Morenas. El Espiga de Plata ha sido para Viña Adelaida, un semiseco blanco, también de Bodegas López Morenas. Por último, el Espiga de Bronce de esta categoría ha sido para Salud de Sani Primavera, semiseco blanco, de Bodegas Sani Primavera.

En las categorías de cavas premium y de guarda superior, los tres premios han recaído en las bodegas López Morenas. En concreto, el Espiga de Oro ha sido para Extrem de Bonaval brut rosado, que el pasado año logró el Gran Espiga. En cuanto al Espiga de Plata, el galardón ha recaído en Pasos de Oro brut blanco, y el Espiga de Bronce, para Lar de Plata brut blanco, también de Bodegas López Morenas, que ha aglutinado en total seis galardones.

24 años de premios Espiga

El presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo, ha agradecido la presencia de las distintas autoridades, ganaderos, bodegueros y productores en general y ha puesto el acento en «la calidad y la excelencia” de los productos extremeños, que es reconocida dentro y fuera de nuestras fronteras. Ha recordado el compromiso de Caja Rural de Extremadura con la región en general y con la industria agroalimentaria y los productores extremeños en particular, para lo que ha puesto de ejemplo los propios premios espiga, que ya cumplen 24 años.

El alcalde de Badajoz, Ignacio Gragera, ha destacado la calidad tanto del jamón como del cava extremeño y ha agradecido que los premios hayan vuelto a Badajoz en esta edición. Asimismo, ha puesto en valor la calidad de los productos realizados en la región.

Emiliano Zamora de Alba, director técnico del concurso del vino y del cava durante los últimos 24 años ha agradecido la confianza que le han prestado para que estos concursos se hayan realizado, edición tras edición, en al año de su despedida. También ha puesto en valor el papel de los catadores, tanto extremeños como foráneos, así como a entidades e instituciones que lo han hecho posible. Por último, ha destacado el trabajo de Caja Rural de Extremadura para hacer realidad estos premios y se ha mostrado “privilegiado” por haber participado tantos años en “este magnífico proyecto”.

Elena Diéguez, presidenta de DO Dehesa de Extremadura, ha indicado eu todos los jamones presentados al concurso tienen una calidad excepcional y cualquiera podía haber resultado ganador porque las diferencias son mínimas. Para el panel de jueces, ha indicado, “cada vez es más difícil decidir cuál de los jamones es el mejor entre los mejores”.

Por último, el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, ha destacado la labor de Caja Rural de Extremadura que ha logrado ser “referencia” por su labor en la comunidad autónoma. Ha puesto de ejemplo los premios Espiga porque “no es lo mismo colaborar con unos premios, que impulsarlos”. También ha resaltado la gran calidad de los productos extremeños y de los productores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí